viernes, 30 de octubre de 2015

Diálogos Zen: Tres Cuentos Zen Sobre La Valentía


1- Maestro, ¿valiente es el que le pone el pecho a los tiros?

No hijo, ese es un estúpido. Valiente es el que hace lo correcto, el que se entrena y mantiene sus destrezas y su estado físico, el que piensa claramente y mantiene a raya sus miedos, el que no siente que depende de algo o alguien, el que no se ata a nada o nadie, el que mantiene una distancia emocional y mental con su entorno. Ese es un valiente.

2- Maestro, estoy desorientado, todo me sale diferente a como lo quiero, estoy lleno de mala suerte, no se cuál es mi sitio en este mundo, hasta quisiera suicidarme...  

Hij@, en este mundo cada cual ocupa y está en el sitio en el que quiere ocupar y estar; nadie obliga a nadie a nada. Y en cuanto a querer suicidarte ¡Es una muy buena idea! ¡Excelente! Para eso se requiere de mucha valentía... pero si la tienes para matarte ¿por qué no la usas en enfocar mejor tu vida y trabajar duro para lograr todo lo que quieres? Después de todo, el esfuerzo gastado será el mismo ¿verdad?

3- Maestro, en la calle vi a un hombre enfrentarse a mano libre a cuatro delincuentes y ganarles... ¡Que valentía!

Hijo, eso no es valentía; eso es cálculo porque se sabía con ventaja o irresponsabilidad porque el hombre actuó irracionalmente. La verdadera valentía consiste en enfrentarse a uno mismo y ganarse. Para eso sí que se necesita tener valentía.

Imagen: Zen Bonsai by DeepRed

2 comentarios: