domingo, 8 de noviembre de 2015

Libera Tu Energía, Transforma Tu Ser


El punto clave para salir de la tormenta renovados es aceptar que necesitamos transformarnos, nuestra energía debe seguir fluyendo para evolucionar en consciencia, y este proceso no se puede parar. Estamos en el sitio y momento correctos, para liberarnos y purificarnos de todo aquello que nos produzca dolor, de todos esos bucles tormentosos que se auto-alimentan de nuestros pensamientos y emociones predominantes.

Aprovechemos la energía catártica de la tormenta para empezar a soltar todo aquello que cargamos, muchas veces inconscientemente, como culpa, dolor. Dejemos de castigarnos si realmente queremos experimentar una transformación. Tenemos que disolver tanto las cargas propias como las cargas que no son nuestras, pero sin embargo cargamos. Hacernos conscientes que es lo que nos quita el aliento es de vital importancia para pasar por esta catarsis de purificación que nos ofrece la energía de la tormenta.

Si tu espíritu te pregunta desde el corazón ¿qué te atormenta? no rehuyas la contestación, puedes tener miedo, puedes sufrir dolor, pero es imperativo que escuches lo que tu espíritu tiene que decirte, nadie mejor que tu espíritu conoce la solución o los pasos a seguir para la transformación que necesitas sobre todo en tu cuerpo emocional. Una vez tengas la respuesta, sólo queda aceptar, con el dolor que conlleva, si, pero una vez consigas aceptarlo, el dolor desaparecerá y habrás transformado dolor en liberación.

La energía de la tormenta es poderosa, pero no se sostiene por mucho tiempo, es rápida como un rayo, sonora como un trueno y al final de su vida da paso a luz del Sol que da vida, esa luz que hace que no perdamos el camino, una vez hemos terminado nuestra purificación, el sol nos acompaña, con su calor, es la energía del Padre que nos acoge y nos baña de su luz para recordarnos que todos somos parte de lo mismo, que todos estamos conectados con los ciclos naturales, que sobre todo somos consciencia.

A lo largo del día de hoy, tomemos consciencia de la energía de la tormenta, no alimentemos pensamientos destructivos, fluyamos a favor de la corriente, dejemos que ponga nuestra vida del revés para luego recuperar nuestro equilibrio interno, a la vez que liberamos y sanamos las emociones que guardamos en nuestro corazón.

Yo purifico mi corazón y me transformo con el poder del agua Universal, yo soy otro tú.

Fuente: Espejo Magnético
Ilustración: Sara Fratini 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada